El candidato ferpecto



Siempre me preguntan por el candidato perfecto. Y siempre contesto que el candidato perfecto es como el yerno perfecto: no existe.

¿Cómo va a haber candidato perfecto si cada uno tenemos nuestra opinión? No hay persona perfecta, ergo, tampoco candidato. Sólo pensar que pueda existir me aburre, pues creo que la gracia está en la imperfección de cada uno.

No hay receta perfecta, en todo caso, la que cada uno estime adecuada para valorar a una persona. No obstante, la pregunta, a fuerza de recibirla, me ha llevado a pensar que, de poder escoger, a mí dadme gente que muestre los siguientes cinco rasgos:

#1 Buena persona
El otro día alguien me preguntaba si sabía cómo identificar una buena persona. Que ya sólo la pregunta genera estupor.

Para mí una buena persona es una persona ejemplo de valores como Integridad; Honestidad o Generosidad. Es una persona que ha entendido que la felicidad verdadera proviene de hacer felices a los demás. Es una persona de la que puedes pensar: “joder, este tipo es mejor que yo”.

#2 Inteligencia
Las personas inteligentes son una de mis debilidades. Rápidos mentalmente, creativos, con un vivo sentido del humor (el humor es un magnífico síntoma de inteligencia). Es una persona de la que puedes pensar “joder, este tipo es más listo que yo”. Una persona inteligente puede ser creativa o no, dependiendo de múltiples factores. Una que no lo es, jamás.

#3 Pasión
La energía que desata la pasión es sólo comparable a la que libera el Amor. De hecho, si lo pensamos bien, la pasión no es más que una forma de amor hacia algo, que multiplica tu dedicación e intensidad hacia un objeto determinado.

#4 Perseverancia
Insistir. Persistir. Ser resiliente. No apartarte jamás de tu objetivo. Perseguirlo. Y así hasta conseguirlo. No desfallecer jamás. Y, cuando acabes, sigue insistiendo. No hay historia de éxito sin una trayectoria previa de perseverancia. Dicen que “saber y no hacer es no saber” o “prefiero cien gramos de acción a mil quilos de inspiración”. Esto va de hacer y no parar. La Perseverancia es uno de mis rasgos favoritos.

#5 Buen rollo
Sí. Buen rollo. Optimismo. Energía positiva. Hablo de una persona que te deja mejor que como te encontró. De aquellas que te generan adicción. Que te arreglan una mañana. Que te cargan las pilas. Te hablo de aquellos de los que deberíamos querer estar rodeados siempre.

Y claro que podríamos encontrar muchos más rasgos pero, de verdad, modas aparte, si pensamos bien en lo básico; en lo esencial; en lo que de verdad importa; ¿acaso no serían alguno de estos, rasgos imprescindibles en todo candidato?

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario