Hotel Transylvania


Bienvenidos al Hotel Transylvania. Gracias por comprar una entrada. Os aviso que es bastante probable que hayáis coincidido con alguno de sus huéspedes...ya me diréis:




Dráculo: Guapo, chulo y que siempre da por...sentado que es el mejor. Podéis encontrarle en muchos trabajos, también como Jefe de Personal de aquellos de "pago y palo". No escucha. Para él las orejas siempre fueron un "extra"; un accesorio sobrevalorado. Fan del presencialismo que nunca está "porque él gestiona mejor su tiempo" y además dice que "se lo ha ganado". Todavía cree que la nómina y la sanción son los cetros de poder y que el resto son gilipolleces de jóvenes "bisnesparners". Normalmente no sabe inglés y piensa que "blog"; "slack"; "yammer" o "evernote" son los nombres de las tortugas ninja.

Dr. Fronkostin: Es un muerto viviente hecho de retales, vamos, un patchwork del business. Nunca fue muy bueno pero por una serie de carambolas acabó ascendiendo de la mano del principio de Peter y de ser amigo quien lo puso en cada puesto, para defenderlo al cabo de poco, para acabar moviéndolo de puesto al cabo de un poco más. Con el tiempo y esas canas acaba ocupando puestos fantasma de nombres extraños en compañías cuya Cuenta de Resultados lo aguanta todo. A veces, incluso la ironía le mete en proyectos vacíos que parecen revivirle de manera temporal. Acaba irremisiblemente despedido por una implacable realidad, nunca antes de un tiempo de incredulidad masiva pensando ¿cómo puede ser que esté este tío aquí todavía?

Momius: Personaje de edad imposible que todavía vaga por algunas compañías. Algunos dicen que duerme en una cámara hiperbárica por lo bien que se conserva. Normalmente era amigo del dueño del hotel Transylvania, lo que le consiguió, de facto, una estancia vitalicia en el hotel. No tiene oficio conocido ni participa en nada. Simplemente está como parte del paisaje, ausentándose únicamente para participar como extra en películas de Almodóvar.

La novia cadáver: lacónico personaje con cara de calimero y alma de belcebú que consigue cobrar la nómina adoptando el rol de chic@ para todo y asistent@ personal de quien se la paga. Si no fuera así o no existiera su amo, sería carne de SEPE para gloria de quien l@ sufre. Sumis@ con sus superiores, déspota con sus reportes directos. Susurra para arriba, grita para abajo...precisamente porque no tiene voz.

Lord Voldemor: poderoso personaje de persistente toxicidad que se esconde tras una celosa alquimia ininteligible de procesos inescrutables que suponen un muro infranqueable para el resto...que sólo la explicación ya acojona...

Mata Hari: Conoces al personaje. Desarrollarlo es innecesario. Si no has conocido nunca ninguna Mata Hari, igual eres más de mar que de montaña, o igual vas por la vida mirando sin ver. Su deporte favorito es la escalada. Existen porque existen Blandidrools...lo que no sé es qué fue primero, si la Mata Hari... o el blandidrool.

Blandidrool: jef@ blandit@ a quien se le cae, como mínimo, la baba con Mata Hari. Blandidrool es un/a directiv@ cieg@ de manos largas que se perdió la clase de lo de "la belleza está en el interior". Normalmente va con cara de dibujito manga de pómulos rojizos y lágrima anime.

El hombre invisible: Aparece en el organigrama, pero nunca nadie le ha visto. Algunos dicen que puede estar muerto y nadie pregunta que sea raro que nadie lo ha reclamado. Al menos este es invisible...

La antorcha humana: Vive de crear incendios, bien por ineptitud, bien por deporte. Es un plusmarquista del problema. Alcohólico de gasolina. Con capacidad para ver problemas donde no los hay y de crearlos donde no puede haberlos. Su actitud crítica normalmente consume todo el oxígeno de una sala en pocos minutos. Tiene decorada su casa con cortinas de humo y a sus equipos les llaman el "rincón del churrasco" por el olor a quemado. 


Bromas aparte, la reflexión aquí es si estos simpáticos monstruos venían así de fábrica o su entorno les ha convertido o potenciado. ¿Es peor el monstruo que quien lo engendra?. ¿Hemos sido nosotros o tenemos pinta de serlo en algún momento de nuestras vidas?...

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario