The walking dead - season 2 -



Han pasado cuatro años desde la última vez. Montones de moribundos furibundos bajan por las calles tirados por la fuerza de los Medios, recién lobotomizados, mientras se cruzan memes y se repiten mantras y clichés, ninguno suyo. Tan seguros. Tan desvalidos todos.

Moribundos físicos, unos. Moribundos mentales, el resto. Pero moribundos todos ellos.

Los observo desde el mundo extraño de la desconexión de las Redes Asociales, país de ciegos logorreicos, donde el Fakebook fue un día rey. Desconexión de telepredicadores del régimen de Primero de Demagogia, no vaya a ser que a uno le dé por pensar.

Y es que en la Política se cobra poco y hace bueno aquello de "si pagas cacahuetes, acabarás contratando monos". Si no, de qué que iban a estar los que están (romanticos aparte). Los más preparados ganan mucho más en el Sector Privado (sí, aquel en el que si lo haces mal, te haces mal); ¿Para qué uno iría a perder tiempo y dinero en discutir con imbéciles que, a su nivel, resultan imbatibles?.

Hoy, en el Colegio Electoral, un señor de entrada edad proclamaba en alto que "la gente que no votaba a [...] eran mezquinos ignorantes" y lo hacía con formidables dificultades por pronunciar palabras de más de tres sílabas. Porque entre todos los que he contado allí, sumados no hacían una EGB. Todo en orden.

Los políticos se dividen hoy entre aquellos a quien les das un canuto y te piden instrucciones para hacer una "o", de aquellos a quien les das un canuto y se lo fuman. El resto sólo te las hacen pasar canutas. Algunos, incluso piensan que son de una raza superior, más cercana Jesucristo, mientras que a los demás nos cuesta diferenciarles del restaurado Ecce Homo.

Y es que las cosas se ven muy diferentes desde un chalé. Llámale chalé, llámale una casta grande en las afueras. Mientras, allá donde las coles, ya no quedan bogavantes  por decir que por pensar te meten en la trena. ¿Quién está en qué carcel, realmente? me pregunto yo. ¿Quién es más culpable? ;¿el que vende un argumento o el que lo compra?.

Las cárceles ideológicas son las menos lógicas pero las más rentables, donde la condena suele ser perpetua. Y hablando se entiende la gente, pero hay que saber hacerlo, pues a veces ni la lengua materna parece uno saber usarla.

En definitiva, que si hemos dado el poder a estos para que escriban la Historia, debemos asumir que lo van a hacer, sí, pero con graves faltas de "orcografía".
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario