Estoy en esa edad...


Estoy en esa edad en la que al recibir una oferta de trabajo mido más el coste de oportunidad que la oportunidad en sí. En la que hago un cálculo de afectos en lugar que de defectos. En la que valoro el tiempo como el mejor salario. En la que el ¿por qué? empieza a pesar tanto como el ¿por qué no?.

Estoy en esa edad en la que echo de más lo material y mucho de menos lo esencial. En esa edad en la que te das cuenta que tus padres se han convertido en los abuelos y tú te has convertido en tus padres. La edad en la que recuerdas cosas que a otros les han contado. La edad en la que ya tienes una historia que explicar.

Estoy en esa edad donde he aprendido que la felicidad verdadera viene de procurársela a los demás. Que esto va de ellos y no de mí. Que yo ya me probé y que a veces no me gusté. Que fui demasiadas veces otro, por no saber quién era yo. Que va de estar presente para los que importan y más ausente para los que no. Que esto va de acabar siendo un bonito recuerdo.

Estoy en esa edad en la que busco ser feliz, a ser rico. En la que me busco a mí y ya no tanto a los demás. Estoy en esa edad en la que busco tener paz, a tener razón.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario